El coche de Google, sin conductor pero poco más.

El coche de Google, sin conductor pero poco más.

0

Uno de los proyectos más ambiciosos de Google va un poco más lento de lo normal, nos referimos tanto a la velocidad del proyecto en sí, como de las prestaciones de los prototipos en sí.

La compañía ha tenido que reconocer que sus vehículos autónomos no logran alcanzar la velocidad normal de circulación, las causas serían que es un proyecto que todavía está por desarrollar y las precauciones que están teniendo para que no se produzca un accidente en carretera.

Los coches tienen autorización para circular en zonas de hasta 55 kilómetros por hora, uno de sus coches fue noticia por causar un pequeño susto ya que circulaba demasiado lento y ocasionar una kilométrica caravana.

Su respuesta es que es un proyecto que se está desarrollando e incorporando mejoras de manera progresiva, así como que se tienen que hacer pruebas de sensores, mejorar su visión de 360 grados o mejorar las rutas establecidas. A todo esto, se le suma algo evidente, cuanto más lento vaya menos consecuencias puede tener un accidente o el atropello a un transeúnte.

Hace un año por estas fechas, parecía que la carrera por los vehículos autónomos era franca y casi la batalla más importante se libraba con unas autoridades administrativas y legales que parecían no estar preparadas para el futuro.

Ahora la realidad se ha topado con las excesivas ambiciones de un proyecto que ahora trabaja con mucha precaución, sabedor que de atropellar a una persona o tener un grave accidente supondría un importante problema cara al futuro del proyecto, además la autonomía de estos coches electricos, todavía deja mucho que desear.

Esperamos que este proyecto siga avanzando, quizás a un paso más lento, pero la sociedad necesita que ese futuro en el cual coches o camiones circulen sin conductor, sea seguro para toda la sociedad y no se produzcan accidentes por lanzar estos modelos al mercado irresponsablemente.