El Prime Air todavía tendrá que esperar

El Prime Air todavía tendrá que esperar

0

Jeff Bezos ha querido una vez más adelantarse a todos, en esta ocasión aprovechándose de las posibilidades que pueden generar los drones como vehículos de transporte no tripulado presentando el Prime Air.

Para ello puso en marcha el proyecto Amazon Primera Air, un sistema de drones repartidores que tiene como promesa poder enviar sus productos al domicilio del cliente en un tiempo de media hora de promedio.

Según sus propias palabras aumentará la seguridad y la eficiencia del sistema de transporte y en unos años será cotidiano verles junto a los camiones. En el presente, todavía hay camino por recorrer ya que deberán regularse estas aeronaves sin conductor.

Un Drone muy pesado y con una autonomía muy reducida

Tienen unos 25 kilos de peso y vuelan a unos 120 metros de altura, pudiendo transportar paquetes de hasta 2 kilos de peso, ideal para enviar al cliente libros o pequeños productos tecnológicos como móviles u objetos de reducido tamaño. 16 kilómetros serán su autonomía.

controles seguridad prime air
Con una autonomía muy limitada, el Prime Air tiene que pasar todavia por varios controles de seguridad.

Aunque esta nueva aventura de Amazon suena muy bien, tendrá que luchar contra las dudas que todavía generan en materia de seguridad aeroespacial, debiendo pasar por muchas pruebas para evitar que puedan producirse colisiones, para conseguirlo tendrán sensores y estarán equipados con un software especial que aterrizará en zonas de seguridad.

El Prime Air viene para quedarse

La compañía está probando varios diseños de estos vehículos y ya hay 12 prototipos que esperan evolucionar en su estético con el tiempo.

Los ensayos se están produciendo en varias zonas de Estados Unidos, Israel o el Reino Unido. Google también está trabajando en este campo que parece puede deparar grandes sorpresas en un futuro no muy lejano.

El mundo del transporte quiere aumentar la efectividad y a estos drones, podrían sumarse los camiones no tripulados que ya han realizado pruebas en Estados Unidos. ¿Serán en unos años los camioneros cosa del pasado? El futuro dictará sentencia.